Islamofobia

El supuesto bulo sobre la construcción de una aljama en la antigua plaza de toros de la Monumental ha despertado a la Barcelona más retrógrada, carroza y cerrada: aquella Barcelona que muchos se empeñan en pintar de multicolor para agradar al turista, la Barcelona “multiculti” enseñándole los dientes a sus propios vecinos musulmanes.

En redes sociales, desde partidos políticos y en los medios no se escatimó en comentarios dignos de trogloditas maleducados. No entraré en la controversia de dirimir si es o no verdad que se construirá una mezquita en la Monumental (tal y como se ha filtrado a la prensa); lo que creo que sí importa es ojear el censo y valorar que, siendo Catalunya la principal CA en habitantes musulmanes (con casi medio millón), es sinceramente ridículo que, en la capital catalana, éstos tengan que celebrar sus ritos en garajes y sótanos.

No sólo digo que los musulmanes deberían tener su mezquita, sino que advierto que deberían tenerla todos los barceloneses como un equipamiento público, financiado con nuestro dinero y no con el de un genocida como el emir de Qatar, y este centro quedaría así cimentado en la promoción de la integración multicultural y la convivencia interreligiosa ¿Qué construir una mezquita es insuflarle oxígeno al fuego integrista? ¿Y qué es entonces relegar a esa religión y a sus fieles al ostracismo social de un mugriento garaje?  

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s